CÓMO EXPLICAR LO INEXPLICABLE


Como si los recuerdos tuvieran vida propia
o como si lo que vivimos se nos quedara impregnado en el alma.
Diez vueltas al sol sucedieron desde aquel momento
pero el instante parece detenido en el tiempo
como si habitara en un limbo intocable, inmodificable.
Era una  tarde de setiembre, el sol, la gente,
las miradas extrañas, los pasos inseguros.
El miedo, la incertidumbre,
quizás la sensación de que algo dentro suyo se destruiría,
para dar paso a algo completamente nuevo.
Quizás la certeza que a partir de ahí no había vuelta atrás.
Duele mirar adentro, pensó.
Pero de a poco vio cómo todo volvía a sanar,
cómo aquello que lo atormentaba se transformaba en paz.
Una fuerza descomunal se apoderó de su ser,
y algo indescriptible iluminó sus zonas más oscuras.
A partir de ahí todo cobró nuevo sentido,
pero un caos de pensamientos lo atosigaban.
Tuvo que recorrer mucho camino para entenderlo,
tuvo que caerse y levantarse varias veces para comprenderlo.
Tuvo que hacerlo vida para poder explicarlo.
Pero de algo estaba seguro: desde ese momento,

ya nada fue como antes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

PRISIONERA

LA FUENTE