VOLVER A VERTE


Parecía un sueño,
aunque nunca pudo determinar
si se trataba
de un artilugio de su mente
que ponía en su memoria
recuerdos a veces inexistentes,
o si lo que estaba viendo
sucedía en el plano de lo real.
Ella estaba sentada,
y en sus ojos llevaba
la expresión desafiante de siempre,
el que la viera podía pensar
que con solo mirar
podía llevarse por delante el mundo.
Sus largos cabellos,
caían sobre su cuello
y dejaban al descubierto
las expresiones de su rostro.
Un pequeño rayo de sol
acentuaba aun más
sus facciones
y la ropa ajustada
dejaba adivinar la forma
de sus diminuto pechos.
Un aire de sencillez
y de paz 
se posaba en el lugar
que parecía transportarte
hacia otra realidad.
Él nunca supo
si era un recuerdo, una ilusión
o quizás un presagio

de algo que inevitablemente iba a suceder.

Comentarios

Entradas populares de este blog

PRISIONERA

LA FUENTE

NO HAY PALABRAS